Nuestro servicio “Educadores madrugadores” está destinado a aquellas familias que, por incompatibilidades entre la vida laboral y familiar, se ven obligadas a disponer de un espacio lúdico-formativo en el que sus hijos puedan disfrutar de divertidas actividades en la compañía de profesionales formados y titulados en el ámbito educativo.

En La Escueluca, creemos que este servicio de apertura anticipada del centro debe suponer un complemento educativo para los niños y niñas participantes, alejado de un mero espacio de guardia y custodia. Por este motivo, se programarán actividades de carácter lúdico adecuadas a la edad de cada niño participante y sin olvidar la hora del día en la que nos encontramos, pero siempre con un marcado carácter educativo.