Nuestro centro cuenta con un único y sólido proyecto educativo, y sigue la línea de trabajo marcada por el respeto al niño como persona, buscando como objetivo el desarrollo de las capacidades físicas y afectivas, favoreciendo el desarrollo integral del niñ@, ayudándole a avanzar en el desarrollo de su autonomía y respetando la evolución de cada uno.

La actividad que se desarrolla, tanto a nivel de equipo como de educador-aula, es favorecer las condiciones que mejor garanticen su desarrollo integral y global, abarcando este desarrollo sus necesidades básicas ( atención, cuidados, cariño), biológicas ( protección, seguridad, alimentación, descanso) y psicológicas (relación con los demás, exploración, conocimiento e interpretación del mundo que le rodea)

En definitiva nuestro proyecto, se puede resumir en tres puntos específicos:

  1. Que el niño crezca construyendo su identidad personal, con una imagen positiva y real de sí mismo.
  2. Que conozca su entorno físico y natural, que viva su interacción con él de forma activa y creativa.
  3. Que a través de las relaciones con otros niños y con el adulto, favorezca y fomente su capacidad de expresión, promoviendo los vínculos de relación, basados en el respeto mutuo y así posibilitando la adquisición progresiva de su autonomía personal.

Nuestra metodología es activa y flexible, respetamos el ritmo de cada niño y trabajamos de manera individualizada. El método de trabajo es dinámico y divertido, porque todo lo aprenden jugando.

El mundo del juego es el medio natural de los niños para el desarrollo y el aprendizaje, el juego es simultáneamente una importante tarea y una diversión plena.

Es fundamental que los niños jueguen, no como entretenimiento, sino como manera de manifestar la realidad del mundo que les rodea. De esta manera JUGAR significa, USAR LOS OBJETOS CONSTRUCTIVAMENTE, con un fin definido, no solo al azar.

Nuestra forma de trabajo busca:

  1. ACTIVIDAD, entendida como la actividad que el niño desarrolla en el aula, es decir la exploración que el niño hace de su entorno más inmediato que es el aula y su relación con sus compañeros.
  2. INTERVENCIÓN, el adulto, partiendo de las exploraciones de los niños; crea situaciones adecuadas, observando y favoreciendo el desarrollo de los peques.
  3. DIVERSIDAD, en cualquier grupo hay diferencias individuales, para asegurar el nivel optimo de trabajo de cada niño, ofrecemos situaciones en las que los niños, puedan alcanzar nuevas formas de conocimiento, respetando dichas individualidades.

    Nuestras aulas cambian de acuerdo con las necesidades de quienes a ellas asisten.

Pensamos que la EDUCACIÓN no solo se establece en el centro, sino que es una labor conjunta del centro escolar y en el entorno familiar.